Preparación de la artemia para alimentar alevines

Equipo

- 1 aireador (motor de dos salidas).
- 2 frascos grandes de cristal (p. e. los frascos de Nescafe de 500 - 600 ml.)
- tubo plástico para conducir el aire.
- 1 acuario de 5 gal.
- 1 calefacción para 5 gal.
- Artemia
- Sal marina
- 1 coladera de café
 

Preparación

Luego de lavar bien los frascos de Nescafé y el acuario de 5 gal, pongo los frascos (3/4 partes llenos de agua) dentro del acuario. Al acuario lo lleno de tal forma que los frascos no alcancen a flotar y se mantengan en una especie de "baño de maría". Esto es importante porque la artemia necesita temperatura (de 25 a 27ºC) para una mejor eclosionada. Una vez los frascos estén colocados en su lugar, proseguimos con la preparación de la artemia.

La cantidad de huevos a eclosionar depende de la situación en la que uno se encuentre. Generalmente una buena cantidad es media cucharada dulcera. Tras adicionar la artemia a UN solo frasco, a ese mismo se le añade una cucharada entera dulcera de sal marina. La sal de cocina no es buena para esto ya que contiene químicos que no son buenos para nuestro objetivo. Al frasco con sal, agua y artemia se le introduce la manguerita proveniente de una de las salidas de aire del motor. Para fijar la entrada del aire dentro del frasco basta con colocarle una piedra difusora en esa extremidad o una piedra que se fija a la manguera con la ayuda de un caucho, por ejemplo.

La artemia generalmente eclosiona en un lapso de 24 horas, así que al día siguiente de haber preparado un primer frasco de artemia, se prosigue con la  preparación del siguiente frasco de la misma manera que el anterior. De esta forma, se garantiza una producción constante de artemia.
Alimentación de alevines

Una vez los nauplios de artemia hayan eclosionado, se prosigue a la alimentación de los alevines. Para esto se saca el frasco con artemia eclosionada y se coloca cerca de una luz. La luz atrae a la artemia hacia ella, cosa que facilita su captura. Para capturar la artemia se usa una malla con agujeros suficientemente pequeños que retengan los nauplios. Con la ayuda de una manguera delgada, se sifonan o succionan los nauplios y se pasan por la coladera. De esta forma se captura la cantidad de nauplios deseada.

Finalmente, para alimentar a los peces, las artemias coladas se depositan en un vaso o recipiente con agua dulce. Esto se hace para evitar echar agua salada a los acuarios con crías. Por último, se vierte esta agua dulce con la artemia al tanque, donde las crías esperan su alimento con hambre. 
 

Santiago Mora
sanmogar85@hotmail.com

 

Te interesa

Peces y Plantas al por mayor y al detal.

Plantas y peces "el Sol"

Tiendas de acuario en Bogotá

La Alondra

Diluvio

Zona Verde

Tiendas de acuario en Medellín.

Acuacultura Calypso

Enlaces de interés

Grupo de Investigación en Fisiología de Peces. Universidad Nacional
Bogotá, Colombia

       

URRAS
Unidad de Rescate y Rehabilitación 

de Animales Silvestres

_____________________________
 

 

ANUNCIOS DE GOOGLE